Qué significa empatía

El término empatía se utiliza bastante a diario, sobre todo para hablar de las relaciones interpersonales. Empatía es un sustantivo del que deriva un adjetivo bastante menos usado y que está muy ligado a la naturaleza humana. De hecho, muy rara es la ocasión en la que se utiliza para hacer referencia a animales u otros seres vivos.

Si quieres utilizar de forma adecuada la palabra empatía, vamos a explicarte qué significa empatía. Te vamos a dar definiciones, interpretaciones e incluso posibles usos. De hecho, también vamos a ver su origen etimológico para poder discernir los términos de los que proviene y su antigüedad.

Todo lo que puede necesitar de esta palabra española con raíces griegas está a tu disposición a continuación. Si quieres saber qué es exactamente la empatía y en qué contextos puede usarse, te aconsejamos que sigas leyendo. Tenemos mucha información que darte al respecto.

Empatía

Significado y definición de empatía

¿Cuál es el significado de empatía? Bien, la definición de empatía es la de aquel sentimiento de una persona a través del cual se identifica con algo o con alguien. También se puede utilizar para hablar de la capacidad de alguien para identificarse con otra persona y compartir lo que siente, llegando a ponerse en su lugar.

Es una palabra de la que se pueden extraer varios significados, pero todos ellos acaban llevando al mismo lugar. De hecho, la última frase que hemos dado, la de “ponerse en su lugar”, también sirve para explicar bastante bien qué significa. A día de hoy, muchas personas hablan de tener empatía haciendo referencia precisamente a esa expresión.

Esta cualidad es la que hace que las personas se ayuden entre ellas y, de hecho, guarda mucha relación con el significado de altruismo. Un sustantivo que también se manifiesta a través de un adjetivo, sobre todo cuando hablamos de una persona empática. Algo que se aplica cuando se quiere citar a alguien que tiene esa cualidad propia de la empatía.

Etimología de empatía

La palabra empatía no es una especialmente antigua, o al menos con el significado que tiene. De hecho, el origen de la interpretación actual que tiene data de comienzos del siglo XX. En este caso, hablamos de un concepto que proviene del griego y que está íntimamente ligado a la psicología, de hecho fue esta la que le logró dar un significado ligeramente diferente al antiguo.

Para ser más exactos, este sustantivo proviene de la palabra “empátheia”. Este término originalmente significaba pasión e incluso llegó a utilizarse con el significado de enfermedad o dolencia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Su composición se divide en una raíz adjetivo “emphatés”, cuyo significado es emocionado y/o afectado, a la que se le añade el sufijo “-eia”, utilizado para expresar cualidad. Curiosamente, el núcleo de la palabra se puede subdividir a su vez en otras dos partes: “en-”, que significa en el interior, y “pathos”, que significa sentimiento, padecimiento o enfermedad.

Personas empáticas

Dado el significado que tiene, la cualidad de empatía es una que se achaca siempre al ser humano. Dentro del ámbito de la psicología, se habla del término empatía como la capacidad cognitiva o psicológica de las personas de sentir lo que otras sentirían si estuvieran en la misma situación. Como decíamos anteriormente, “ponerse en el lugar” de alguien.

También se relaciona bastante a este concepto con el de simpatía, aunque difieren por completo en significado. Lo que sí tienen en común, hasta cierto punto, es que están ligados a la idea de afinidad, estableciendo un vínculo entre más de una persona.

Asimismo, la empatía también se utiliza en todo lo referente a la comunicación, y generalmente suele estar acompañada de la asertividad. Ambas se consideran habilidades comunicativas que permiten al ser humano gozar de una mejor adaptación social. Y sí, son términos diferentes, pero su conexión es lo que les da ese toque extra de utilidad para las personas.

Otro punto de vista que se le puede dar a este concepto es el de valor positivo para la persona empática. Aunque ya nos hemos aproximado ligeramente a ello como una habilidad de comunicación, también es posible referirse a la empatía como una facultad que facilita la comprensión hacia otros, o que incluso permite motivar a los demás cuando pasan por situaciones complicadas.