Qué significa demagogia

A continuación, te explicaremos qué significa demagogia, te daremos su definición y sus diferentes significados, ejemplos de demagogia, etc. Tras leer este artículo, sabrás reconocer a un demagogo al instante. Adelante.

Demagogia es una palabra que seguramente habrás escuchado en más de una ocasión en la televisión o si has participado en algún tipo de debate. La demagogia es un término del castellano que proviene de la cultura griega y cuyo origen data de hace varios siglos, por no decir milenios.

Un vocablo utilizado sobre todo en el ámbito de la política, de hecho su definición está muy ligada a este terreno, y que muchas personas hispanoparlantes utilizan sin saber exactamente lo que quiere decir. Algo bastante más frecuente de lo que parece, pero a lo que vamos a poner remedio aquí.

Vamos a explicar qué significa demagogia. Y no solo eso, además de ver sus diferentes acepciones y los usos que se le da a este término, vamos a ver también cuál es su origen etimológico y de qué conceptos proviene. Junto a todo esto, también aprovecharemos para mostrarte algunas de las diferentes formas de demagogia que existen. Esperamos que, así, logres entender mucho mejor el significado de esta palabra.

Demagogia

Definición de demagogia

La demagogia es un sustantivo que se utiliza para hablar de la práctica política que se centra en conseguir el favor popular a base de halagos. Una estrategia muy usada dentro del ámbito político para encandilar a las masas, pero que no abarca la totalidad del significado de este término.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Engaño, mentiras, demagogos

Otro posible significado para demagogia es el de la degeneración de la democracia, en el sentido de que los políticos hacen lo posible por mantenerse en el poder o conseguirlo a base de realizar concesiones a algunos de los sentimientos más básicos de los ciudadanos o, de nuevo, a través de halagos.

También es muy frecuente escuchar este término para hacer referencia a las mentiras utilizadas para ganar el favor del resto. Este, de hecho, es el sentido con el que más se suele utilizar en las conversaciones cotidianas entre personas de habla española.

Etimología de la palabra demagogia

La palabra “demagogia” tiene su origen en el griego. Aquí, existe como el vocablo “dēmagōgia”. Un término que nace de la combinación de los términos también griegos “dēmos”, que significa “pueblo”, y “agein”, que significa “conducir.

Conociendo su composición, es fácil ver cuál era el significado que tenía en la época griega. En esta cultura, demagogia era algo así como “conducir el pueblo”.

Precisamente es en esta cultura, justo donde el concepto de democracia se pudo acuñar, donde más cobra sentido que naciera esta palabra. Los dirigentes de la antigua Grecia fueron los primeros en utilizar las tácticas para ganarse el favor del pueblo y así mantenerse en el poder todo el tiempo posible recurriendo a toda clase de artimañas. Algo que encaja a la perfección con la interpretación actual que se da a este término tan antiguo.

Etimología de demagogia

Ejemplos de demagogia: sus diferentes representaciones

Aunque pensar en ella es algo que automáticamente lleva al ámbito político, lo cierto es que existen muchos ejemplos, representaciones o formas de demagogia.

Rosie, la remachadora

Así, se puede hablar de este término y verlo reflejado a través de conceptos como las falacias, esos argumentos que establecen conexiones falsas entre elementos para ser aprovechados en favor de quien los esgrime; también en las omisiones, cuando se presenta información incompleta para evitar problemas, dificultades u objeciones.

Asimismo, otras formas de demagogia existentes en la actualidad son la demonización, recurso mediante el cual se asocia a un grupo de personas o a una idea con unos aspectos negativos para conseguir que sean rechazados; las tácticas de despiste, consistentes en desviar una discusión desde un punto difícil para el demagogo hacia otro en el que sí pueda gozar de cierta ventaja.

Existen otras formas que representan y acompasan a este concepto, como son el falso dilema, la estadística fuera de contexto o las manipulaciones de significado. Todas ellas tienen en común la distorsión del discurso en favor de una de las posturas que se presentan frente a él. Todo sea para gozar de alguna ventaja o, al menos, causar una desventaja para la otra parte.

La demagogia es un concepto que se utiliza mucho en la actualidad, sobre todo si se presta atención a determinados ámbitos. Un término muy extendido que no todo el mundo logra entender con exactitud, aunque esperamos haberte ayudado con lo aquí explicado. Y, ahora que sabes qué significa demagogia, esperemos que no la apliques y te conviertas en un demagogo.