Reglas ortográficas de la Z

La última letra de nuestro alfabeto, y también una de las que más confusiones puede causar tanto en el habla como en la escritura por los distintos dialectos de nuestro país. Puede que en algunos lugares la oigas como una S, que en otras se remarque al máximo en cada palabra que aparezca, e incluso que haya partes de España en las que la S se cambia por ella; pero hay algo que no cambia en todo el país, y eso son las reglas ortográficas de la Z.

Si no quieres que la cantidad de formas distintas de decirla, o de no decirla, o de colocarla donde no se debe, te lleve a confusiones a la hora de escribir, lo mejor que puedes hacer es echar un vistazo a todas las normas que te traemos aquí. Hacemos un repaso general por varias reglas que, aunque sencillas, son más que necesarias para saber cuándo se escribe la Z y cuándo no.
Reglas ortográficas de la Z


Las reglas de ortografía de la Z

Lo que te dejamos a continuación es un listado en el que están todas las reglas de ortografía de la Z, o al menos las más destacadas y necesarias para no caer en errores básicos a la hora de escribir.

  • Se escriben con Z todas las palabras que tienen la combinación -zc- en la primera personal del presente de indicativo y de subjuntivo de los verbos que acaban en -acer, -ecer, -ocer y -ucir. Ejemplos: nazco (de nacer), crezca (de crecer), conduzco (de conducir). ⚠️Importante⚠️: hay dos verbos, junto con todos sus derivados, que no cumplen esta regla: hacer y cocer.
  • Se escriben con Z al final de palabra todas aquellas que tienen el plural acabado en -ces. Ejemplo: coz (coces), hoz (oces), lombriz (lombrices), diez (dieces).
  • Se escriben con Z todos los adjetivos que acaban con el sonido -izo o -iza que provengan de un verbo. Ejemplos: olvidadizo (de olvidar), pegadizo (de pegar), asustadizo (de asustar).
  • Se escriben con Z todos los adjetivos y sustantivos que terminan con el sonido -az y que se usan para hablar o designar cualidades: mordaz, tenaz, locuaz, vivaz, capaz.
  • Se escriben con Z los sustantivos que terminan con el sufijo -azgo. Ejemplos: liderazgo, hartazgo, mayorazgo, mecenazgo.
  • Se escriben con Z los sustantivos procedentes de un verbo que terminen con la construcción -anza. Ejemplos: andanza (de andar), esperanza (de esperar), ordenanza (de ordenar).
  • Se escriben con Z las palabras que contienen el sufijo diminutivo -zuelo o -zuela al final. Ejemplos: ladronzuelo, garbanzuelo, herrezuelo, vejezuela.
  • Se escriben con Z los sustantivos que terminan con el sonido -azo y -aza, cuando se hace referencia a un golpe o se construye algo aumentativo o despectivo. Ejemplos: golpetazo, porrazo, gripazo, bocaza, manaza.
  • Se escriben con Z todos los verbos que terminan en el sufijo -izar y que proceden de un sustantivo o adjetivo del que heredan el significado. Ejemplos: caramelizar (de caramelo), privatizar (de privado), rizar (de rizo). ⚠️Importante⚠️: los verbos que acaban en -isar no están construidos aplicando esta terminación como sufijo y, por tanto, no se escriben con Z. Ejemplos: alisar, improvisar.
  • Se escriben con Z aquellas palabras que llevan el sonido Z antes de una e o una i. Ejemplos: nazi, Zeus, Nueva Zelanda, zen, kamikaze. ⚠️Importante⚠️: por lo general, son todas palabras extraídas de otros idiomas, que contienen la letra en la lengua de la que proceden.
  • En algunas ocasiones, existen palabras que se pueden escribir con Z o con C indistintamente, aunque alguna de las dos formas sea la que más se emplea. Ejemplos: magacín y magazín, zinc y cinc, cigoto y zigoto.
Con estas 11 normas ortográficas de la Z podrás evitar confundirte a la hora de escribirla cuando te encuentres con una palabra que la use. Del mismo modo, también podrás detectar cuando se pronuncia mal o bien una palabra. Estas reglas, más que útiles, son necesarias para utilizar bien la lengua española.
Reglas ortográficas de la Z
5 (100%) 5 votos