Cómo traducir un archivo PDF

¿Te preguntas cómo traducir un archivo PDF? A continuación te explicaremos cómo traducir gratis un PDF con un traductor gratuito, como Google Translate, y cómo traducirlo profesionalmente con la ayuda de un traductor profesional o una agencia de traducción.

Los archivos PDF se han convertido en el principal recurso con el que se mueven los documentos en formato digital. Ficheros que también pueden requerir la traducción para facilitar la lectura en países con idiomas distintos al natural en el que se ha escrito el texto original, y que requieren la labor de personas con conocimientos de informática.

Aunque cualquiera puede aprender cómo traducir un PDF, pocos pueden hacerlo con la calidad necesaria para tener un resultado totalmente fiel al original, tanto desde el punto de vista lingüístico como en lo referido al diseño.

Vamos a ver las opciones que existen, desde la de traducir un PDF online y gratis hasta la de usar software de edición avanzado para traducirlo profesionalmente.

archivo PDF

¿Qué es un archivo PDF?

PDF son las siglas de “Portable Document Format”, lo que se traduce como formato de documento portátil. Un archivo de este tipo es un documento digital de tipo compuesto, que puede combinar texto con imágenes tanto en formato vectorial como mapa de bits y que tiene la particularidad de no ser modificable, o al menos no a través de los procesadores de texto habituales.

Se utiliza cuando se quiere compartir un documento digital en el que no haya modificaciones de formato al usarse en diferentes dispositivos, algo bastante frecuente en documentos como expedientes académicos, facturas y similares.

Por supuesto, por su contenido y su finalidad, le puede surgir la necesidad de saber traducir un PDF online entre idiomas, sobre todo si se quiere compartir con otro país en el que la lengua es diferente a la del lugar de origen.

Cómo traducir un PDF gratis con un traductor automático

Actualmente existen herramientas que permiten realizar traducciones automáticamente sin saber siquiera cómo traducir un PDF con imágenes. Los traductores gratuitos de internet han simplificado mucho las cosas, aunque no siempre consiguen los resultados que se desean. Si buscas calidad, siempre vas a necesitar un servicio de traducción profesional que domine este formato.

¿Y cómo es el proceso? Vamos a explicarlo a continuación con un ejemplo bastante simple entre idiomas conocidos, el inglés y el español

Cómo traducir un PDF de inglés a español con el traductor gratuito de Google

  1. Lo primero que debes hacer es entrar en la web del Traductor de Google desde cualquier navegador web que uses en tu PC.
  2. Una vez dentro, pulsa en la opción “Documentos” que hay en la esquina superior izquierda para cambiar la traducción de textos por la de archivos.
  3. Ahora, debes escoger los idiomas, dejando a la izquierda el original, inglés en este caso; y a la derecha el que quieres como resultado final, español para este ejemplo. Puedes dejar la opción de “Detectar Idioma” en el campo de la izquierda para que Google lo identifique si lo prefieres.
  4. Lo siguiente es pulsar en el botón de “Explorar ordenador” para buscar el documento que quieres traducir y seleccionarlo.
  5. Así, puedes seleccionar el archivo PDF que deseas traducir, aunque también puedes escoger entre otros muchos formatos disponibles.

Terminado el proceso, y después de haber pulsado el botón de traducir que aparece justo después, Google subirá el fichero a sus servidores, lo traducirá en un instante y lo dejará convertido en texto plano en una nueva pestaña. Esto, aunque te da un resultado básico bastante bueno, no es algo que te dé lo que necesitas si quieres traducir un PDF con imágenes, ya que las pierdes todas en el resultado final.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Traducción profesional de un archivo PDF

Si lo que necesitas es una traducción profesional de un archivo PDF, si bien es cierto que el mejor resultado siempre te lo dará una agencia especializada en traducciones profesionales, también puedes optar por buscar tu propia solución trabajando por tu cuenta. En el caso de tener grandes conocimientos tanto de los idiomas de traducción como del contenido a tratar, puedes hacerlo de dos formas.

Imitación o recreación del diseño y el estilo del PDF original

Aunque no es la mejor vía, sí que es una bastante eficaz. Se puede reconstruir el documento desde cero, imitando el estilo y la disposición del texto mientras se traduce el grueso del texto a mano o siguiendo los pasos que hemos indicado en el apartado anterior.

Es la manera más artesanal de realizar la traducción de un documento PDF, como también una de las más habituales cuando se contacta con agencias que no disponen de las herramientas para modificar este tipo de archivos.

Modificación o edición del PDF original

Otra posibilidad es usar un software que permita editar archivos PDF por completo. En este caso, se puede recurrir a programas como Adobe Illustrator, CorelDraw o incluso GIMP, herramientas que cuentan con la posibilidad de modificar archivos de este tipo con total libertad.

Este es el método que utilizan los profesionales actuales, ya que permite entrar al documento y alterar todo el texto sin tener que cambiar ni la disposición del mismo, ni ninguno de los elementos gráficos que pueda haber en él.

Aprende también a traducir textos largos online y a traducir tu curriculum vitae al inglés correctamente.

¿Qué método emplea una agencia de traducción profesional para traducir un PDF?

El escenario ideal es que el cliente facilite a la agencia de traducción el documento original a partir del cual se creó el archivo PDF. Existen varios programas de maquetación o autoedición, como Quark, InDesign, Autocad o Illustrator, que utilizan la impresión en PDF para distribuir sus documentos. De este modo, cualquier persona que haya descargado el lector de PDF en su ordenador puede leer el documento tal como fue diseñado sin problemas. Las agencias de traducción profesionales cuentan con un equipo de maquetadores que conocen los principales programas de maquetación. Ellos se encargan de exportar el texto desde el programa original para que los traductores puedan traducirlo sin preocuparse del formato. Tras finalizar la traducción y la revisión, los maquetadores vuelven a importar el texto al formato original y se aseguran de que el diseño y el estilo siguen inalterados. El cliente recibirá el documento traducido en el formato original y un archivo PDF, que no es más que la impresión del documento original en este formato.

No obstante, es muy común que los clientes solo dispongan de los archivos PDF y no de los documentos originales. En este caso, si se precisa una traducción con el mismo diseño que el original, las agencias de traducción profesionales se encargan de traducir el texto y recrear el estilo y diseño originales con herramientas profesionales.